Una “commedia all’improvviso” para tiempos de bancarrota

La compañía canaria Reymala, bajo la batuta de Adriano Iurissevich, director italiano especialista en commedia dell’arte, ha contado con la colaboración de Sergio Adillo, dramaturgo de De Fuente Ovejuna a Ciudad Juárez, para la reescritura otra comedia de Lope de Vega.

La crisis obliga, y he aquí el reto que se nos planteaba: escribir una comedia de una decena de personajes con solo tres actores. Y el resultado ha sido Las bodas del Capitán, un espectáculo que a partir del texto de La discreta enamorada y de una versión napolitana ligeramente posterior, titulada L’innamorata scaltra, tiende puentes entre la tradición dramática española y la italiana, entre nuestro teatro en verso y su teatro de medias máscaras.

Pero más allá del divertimento y del ejercicio de estilo, Las bodas del Capitán es una comedia que nos habla de un tiempo de crisis, tiempo de conflicto intergeneracional, de recortes y de desahucios. “Malos tiempos para la lírica”…

Este montaje se ha estrenado en el Teatro Guimerá de Santa Cruz de Tenerife, donde Reymala trabaja como compañía residente, y ha recibido el Premio del Público en la última gala de Réplica (Asociación de Empresas de Artes Escénicas de Canarias)

Anuncios